Diferentes estudios señalan que un acto sencillo como el de decorar nuestra casa con flores y plantas naturales lleva implícitos muchísimos beneficios, algunos de ellos son los siguientes:

  • Mejoran el estado anímico, ya que los distintos colores inyectan optimismo, reducen el estrés, relajan y animan. Además incrementan la concentración.
  • Purifican el aire. Mediante la fotosíntesis transforman el dióxido de carbono en oxígeno, asimismo proporcionan humedad en el ambiente.
  • Disminuyen la polución, puesto que si nuestros parques y jardines constituyen pulmones urbanos, cuánto menos las plantas en nuestras casas.
  • Reducen claramente los niveles de ruido, especialmente en lugares cerrados.

Por todo ello tener flores en casa, ahora que es primavera, nos reportará grandes beneficios para mejorar nuestro día a día. El Cestillo nos ofrece en el Mercado una gran variedad de flores y plantas frescas que harán nuestra casa más vistosa, más alegre y rica en matices.